Cómo evitar las zonas planas

Cómo evitar las zonas planas

Si un vehículo permanece sin moverse durante mucho tiempo, los neumáticos se pueden dañar. Aparecen zonas planas. Pero puedes evitarlo.

Así es como las zonas planas aparecen

Cuando los neumáticos permanecen mucho tiempo en la misma posición, el peso del coche recae siempre sobre el mismo punto. Este proceso deforma los neumáticos. Las temperaturas altas o bajas afectan la elasticidad del caucho y también contribuyen a la deformación. Cuanto más pesado sea el vehículo, mayor será la presión sobre el neumático. Obviamente, el neumático de una caravana está expuesto a una carga totalmente distinta que los neumáticos de un ciclomotor. Las zonas aplanadas se observan a simple vista – sencillamente el neumático ya no es redondo. Además, estas zonas se hacen notar al conducir. Se sienten golpes y vibraciones. Es posible que estas deformaciones causadas por estar mucho tiempo quietos se corrijan solas luego de conducir un kilómetro. Aunque no es lo mejor para los neumáticos. El material se estresa y hace que los neumáticos sean más propensos a otros daños o nuevas zonas planas. Si el golpeteo continúa luego de conducir una cierta distancia, significa que los neumáticos tienen un daño irreversible o hay un desbalance. En ambos casos, necesitarás llevarlo al taller para evaluación y reparaciones.

Ancho: Altura: Aduana:
Velocidad:

Medidas preventivas

Si sabes que tu vehículo no se va a mover por mucho tiempo, puedes evitar la aparición de zonas planas. Los conductores de coches clásicos, convertibles y motocicletas (generalmente sólo se usan en verano), caravanas y tráileres deberían pensar en ello. Lo más fácil de hacer, probablemente, es quitar los neumáticos mientras el vehículo no está en uso para evitar que aparezcan zonas planas. También es recomendable aumentar un poco la presión de aire dentro de los neumáticos antes de estacionar el vehículo. Si tienes tiempo, también puedes asegurarte de mover los neumáticos y el vehículo regularmente. Solo un pequeño cambio en la posición es suficiente para que la presión se concentre en otro punto del neumático. Dejar el coche o la motocicleta levantados del suelo es un arma de doble filo. Por un lado, los neumáticos y los amortiguadores no tendrán contacto con el suelo y se aliviará la presión sobre ellos. Por otro lado, aparecerán fuerzas de tracción sobre la suspensión, una carga inusual que podría causar daños. Al levantar el vehículo, es importante realizarlo sobre una superficie plana. De lo contrario, los soportes podrían escaparse. Hay otras opciones para cuidar los neumáticos. Los cojines de aire para neumáticos están llenos de aire. Se colocan desinflados delante de las ruedas, luego hay que empujar el auto sobre ellos e inflar los cojines. Debes asegurarte de que no hay objetos punzantes debajo de los cojines antes de inflarlos. Tal vez sea necesario colocar almohadillas adicionales. Además, la presión del aire debe ser revisada regularmente y corregida si es necesario mientras el coche permanece sobre los cojines. Especialmente cuando están sujetos a grandes cambios de temperatura. Otro tipo de almohadillas para neumáticos, también llamados protectores o zapatos para neumáticos, contienen una mezcla de espuma. La forma de aplicarlos es la misma en todos los casos. Los cojines ayudan a que los neumáticos no tengan zonas aplanadas a pesar de la presión en la parte inferior. Así no se pueden deformar. Los cojines son, sin embargo, bastante costosos. La altura que cada cojín puede soportar también tiene un límite y es diferente en los distintos productos. Puede pasar que un neumático de flanco alto sea empujado hacia el suelo a pesar del cojín para neumáticos.

Suscríbase a nuestro boletín

Respuesta para: {{replyComment.author}}
Todos los campos son obligatorios
El comentario fue enviado con éxito

Ver sitio web en modo Escritorio